abcplaguicidas.croplifela.org

All Posts By

Administrador

Langostas acechan a América Latina

By | Plagas | No Comments

Son insectos invasivos, amantes de todos los vegetales, pueden devorar más de 400 especies vegetales gracias a su potente aparato bucal masticador. Son un peligro cuando se convierten en enjambres o “mangas” porque devoran todos los cultivos a su paso, incluyendo el pasto.

Científicos, entomólogos, autoridades, agricultores y hasta el ejército participan en planes de control y mitigación de los daños que puedan ocasionar estos insectos. Las alertas por la presencia de la plaga están activas en Centroamérica, México y el Cono Sur. Se trata de dos especies de langostas distintas, la langosta voladora que habita en territorios de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina. Mientras que la langosta centroamericana vive desde México hasta Panamá.

El control químico es la herramienta más efectiva para mantener a raya a las langostas, sin embargo, es una plaga prolífica, es decir, se reproduce de manera exponencial, por lo que su control sigue siendo un desafío. En América Latina las autoridades de los países con presencia de las langostas trabajan de manera conjunta con alertas tempranas y con la autorización para aplicar insecticidas. Cuando las poblaciones de langosta son “ninfas” se realizan aplicaciones terrestres, pero cuando ya alcanzan el tamaño de un enjambre o manga se deben hacer aplicaciones aéreas, utilizando aviones para este fin, helicópteros y drones.

Tal vez ustedes hayan visto recientemente las imágenes de los ataques de langosta en África, y aunque son del mismo género que las de América Latina, la que atacó recientemente cultivos en Kenia, Etiopia y Somalia es la langosta del desierto, una plaga bíblica que no se ha podido controlar ni con la ciencia, ni con la tecnología disponible en el siglo XXI.

Los cambios en el clima favorecen el nacimiento de nuevas langostas, una temporada de lluvias inesperada o atípica puede generar una explosión de huevos y nuevas langostas. De ahí que los agricultores deben estar alerta con un agudo sentido de la observación e intervenir con medidas adecuadas de control.

langosta

Si deseas conocer más acerca de las langostas visita: croplifela.org

Pequeños enemigos a la altura del maíz

By | Plagas | No Comments

Al gusano cogollero le encanta el maíz, su fácil reproducción lo convierte en una de las principales preocupaciones de los productores de este grano y en una plaga que mantiene la atención de la ciencia para controlarla.

Este cereal de origen centroamericano ha sostenido durante diez mil años a la población mundial, no solo con su cuota alimentaria, sino con sus múltiples beneficios para la economía, la riqueza cultural e incluso las tradiciones religiosas.

Así como el arroz significó el desarrollo para Asia, el maíz marcó toda una ruta de crecimiento para Mesoamérica, al ser un cultivo domesticado que no sólo sería útil para el alimento, sino que a través del tiempo representaría materia prima para biocombustibles, textiles, cosméticos, medicamentos, alimentos procesados y un sin fin de usos industriales.

Pero la producción de maíz se ha visto amenazada por la Spodoptera Frugiperda más conocida popularmente como gusano o isoca cogollero. Brasil, Argentina y México como los países de mayor producción de maíz en América Latina han visto su impacto.

Esta oruga que causa el principal daño en estado de larva, es polífoga, es decir come cantidades que superan su propio peso y además, se alimenta de otras plantas, es así que una vez haya devorado el cogollo de las plantas de maíz, puede pasar a otros cultivos de gramíneas como el sorgo.

El daño del gusano cogollero puede ser completo, desde la germinación hasta la maduración del cultivo de maíz. La plaga comienza debilita el tejido vegetal al morder las hojas de la planta hasta causarle pequeñas manchas conocidas como “ventanitas”. Fortalece su sistema bucal al perforar las hojas del cogollo de la planta, hasta reducir el sistema vegetativo y llegar a los granos de maíz. Se estima que las larvas consumen en promedio 179.7 cm2 de superficie foliar de hojas de maíz.

Estos daños en regiones tropicales y subtropicales pueden representar pérdidas en el rendimiento de un 30 a un 64 % de las cosechas de maíz. Afortunadamente con ciencia y tecnología y con un buen Plan de Manejo Integrado de Plagas, MIP, ingenieros agrónomos, técnicos agrícolas y productores han logrado controlarla en América Latina. Sin embargo, en África es una plaga que afecta a más de 44 países, y que ha exigido inversiones de millones de dólares y el trabajo conjunto de entidades internacionales como la FAO, gobiernos locales, universidades, científicos y sector privado.

El maíz es uno de los principales cultivos en el mundo, y su producción está acompañada de ciencia y tecnología. Hoy se encuentran en el mercado semillas de maíz resistentes a plagas, con características que permiten aumentar los rendimientos, y mejorar la calidad del grano.

Fuentes:

Arroz

Arroz, un alimento popular que tiene no pocos enemigos

By | Plagas | No Comments

Si existe un alimento al que se le deba dar reconocimiento por proteger la seguridad alimentaria, ese debe ser el arroz. Un cereal de origen asiático, que se cosecha y consume en todos los rincones del planeta.

El arroz junto al trigo, el maíz, el algodón entre otros, son cultivos antiquisimos y por lo mismo los avances tecnológicos son notables. Hoy contamos con semillas de arroz certificadas que permiten mayor productividad y calidad, con insumos de fertilización y protección del cultivo; encontramos plantaciones de arroz súper tecnificadas y también pequeños productores familiares. Tenemos una gran variedad de arroces, desde el tradicional blanco o integral, de grano largo, grano corto, hasta el arroz salvaje conocido por su color oscuro. Arroces que requieren distintos tiempos de cocción y que son utilizados en un sinfín de recetas, desde sushi, paella o el tradicional arroz con leche.

A pesar de ser un alimento popular, que en América Latina se sirve en la mesa prácticamente todos los días en Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Perú y Brasil, su producción exige muchos cuidados, conocimiento y tecnología.

Para que el arroz llegue a nuestra mesa, los productores de este apetecido grano enfrentan varias dificultades, entre ellas el clima, las plagas, malezas y enfermedades. Una de las enfermedades más complicadas del arroz es el añublo bacterial de la panícula, una enfermedad bacteriana que causa la pudrición de los granos y plántulas del cereal. 

Esta enfermedad agrícola de origen nipón llegó a Colombia en 1989, a Panamá en el 2007 y se registró en¡ Venezuela en el 2011. En 2006 la enfermedad volvió a atacar a Colombia, generando perdidas de más del 40% en rendimiento de los cultivos de arroz.  

Pese a los esfuerzos por controlar la bacteria a través del uso adecuado de bactericidas, la enfermedad ha permanecido en algunas zonas de América Latina, en donde la temperatura supera los 30°C y la humedad es mayor a 80%. Estas condiciones ambientales favorecen el desarrollo de la bacteria y puede causar pérdidas en los rendimientos de hasta el 80%, y generar emergencias sanitarias. 

Para evitar los problemas del añublo bacterial los productores de arroz protegen sus cultivos con Buenas Prácticas Agrícolas que incluyen el uso correcto de bactericidas, el uso de semillas certificadas, riesgo y fertilización adecuado, rotación de cultivos y eliminación de residuos de cosechas. Estas prácticas además contribuyen a controlar las malezas que pueden ser el primer problema que enfrentan los arroceros en todo el mundo.

El consumo de arroz continuará aumentando, se estima que para 2050 el consumo anual de este cereal a nivel global crecerá de 420 a 525 millones de toneladas. América Latina tiene el potencial de aumentar de manera sostenible su producción de arroz. El reto es mejorar las practicas agrícolas y con ellas los indicadores ambientales.

Fuentes:

Avispón gigante

Difícilmente el avispón gigante asiático llegará a Latinoamérica

By | Plagas | No Comments

Mayo 19 de 2020

Esta es la conclusión de varios expertos en insectos después de analizar las condiciones climáticas que necesita este gigante, conocido científicamente como Vespa mandarinia, depredador de otros insectos, particularmente de las abejas productoras de miel, apis melífera.

La extraña presencia de estos enormes avispones en EEUU generó una reacción apocalíptica en medios y redes sociales. La ciencia, científicos, entomólogos, y biólogos han explicado que el Vespa Madarinia, quien proviene de zonas subtropicales de Asia, necesita  de climas templados, con estaciones marcadas, razón por lo que descartan que pueda establecerse en el continente americano.

Distribución geográfica del Vespa Mandarinia Fuente: Instituto Von Humboldt, Colombia

Las hipótesis de cómo llegaron los avispones gigantes asiáticos a EEUU coinciden en que se transportaron de manera accidental en barco o avión, prácticamente se ha descartado que los avispones hayan volado entre los continentes. Sin embargo, también se ha identificado su presencia en Canadá, y se sugiere que ingresaron por separado. Los expertos descartan que exista una infestación, sin embargo, la alerta está presente ya que el clima del Noroeste de Estados Unidos y Canadá favorece el establecimiento de esta especie, aunque es poco probable que logre hacerlo en otras zonas del continente americano. Las autoridades hacen un llamado para que los ciudadanos no ingresen especies exóticas a sus países.

Fue un apicultor quien alertó sobre la presencia de esta especie cuando su colmena fue atacada. De acuerdo con el comportamiento de estos avispones en Asia, éstos suelen ser un problema para los apicultores ya que pueden acabar con una colmena en horas. Su tamaño de 5 centímetros los hace imponentes, sumado a unas fuertes mandíbulas que les permiten acabar con su presa para ir por las larvas y pupas con que se alimentan. Las abejas asiáticas han aprendido a defenderse de los avispones gigantes, su estrategia consiste en identificar al avispón centinela, un espía que se encarga de ubicar a la colmena y enviar una señal con hormonas a sus compañeros; las abejas  se abalanzan sobre éstey con el batido de sus alas elevan la temperatura a un punto tal que calcinan al centinela, impidiendo que este comunique a los demás avispones la ubicación de la colmena de abejas. Si fracasan en el ataque al centinela, los demás avispones llegarán a acabar con la colmena.

En la región estadounidense en donde ha sido identificada la presencia de esta especie se ha advertido sobre la amenaza que traen los avispones a las abejas locales, las cuales no cuentan con el sistema de defensa que han desarrollado las abejas asiáticas. Chris Looney, entomólogo del Departamento de Agricultura del Estado de Washington en Estados Unidos advierte que se encuentran en el momento clave para evitar que la especie se establezca en la zona. Si no logran erradicarla en los siguientes dos años, probablemente será muy tarde y las afectaciones a las abejas y apicultores locales será importante.

Una infestación del avispón gigante asiático en el continente americano que ponga en peligro a las abejas melíferas es un escenario con pocas probabilidades. Mientras que otros factores como los virus, los ácaros, las malas prácticas apícolas y agrícolas, el cambio climático y la pérdida de hábitats son dificultades tangibles frente a las que las abejas melíferas y en general los polinizadores son sensibles.

Más allá del impacto que tiene el ingreso de una nueva especie depredadora a un ecosistema, la presencia del avispón gigante ha sido sobredimensionada al presentarlo como un avispón  que amenaza a los humanos. Aunque expertos japoneses reportan que una picadura de un Vespa Mandarinia es más dolorosa que cualquier otra avispa y genera inflamación y  molestias  que persisten por varios días, se necesitaría de más de 200 picaduras para que causara la muerte de una persona. . Los avispones gigantes, igual a otras avispas no son agresivos a menos que se les moleste.

May Berenbaum, entomóloga de la Universidad de Illinois, explica que el público se preocupa por el insecto equivocado, resaltando que la verdadera amenaza se encuentra en los mosquitos. Por estas razones las preocupaciones por los insectos en América Latina deben enfocarse en otros  más cercanos como el Aedes aegypti, que puede transmitir dengue, fiebre amarilla o chikunguña.

Lee también: Conozca a Aedes aegypti, el mosquito transmisor del Dengue

El avispón gigante asiático ha generado controversia en los últimos meses, sin embargo, es importante resaltar que su presencia no genera una amenaza más allá de la zona en la que se ha identificado. Sin embargo, no se debe ignorar ; el control y erradicación de esta especie invasiva es clave para proteger a las abejas de la zona, y los cultivos que dependen de la polinización.

Control del avispón gigante 

En Asia este insecto es controlado con una estrategia de control integral:

  • Con personal capacitado en control de plagas, quienes identifican los lugares en donde permanecen los nidos, aprovechan que los avispones mayores han salido en búsqueda de alimento y se erradican las larvas con control químico (insecticidas).
  • El control natural también ayuda a mantener esta especie a raya, la reina hiberna en invierno, estación en la que muchos mueren.
  • El control cultural es tal vez el más importante, en Japón desde que se introdujo las apis melífera para la producción de miel, se implementan medidas de prevención en los apiarios como trampas en las entradas de la colmena.
  • En países como India, hay trabajadores en los apiarios que se alistan en la temporada de los avispones para defender a las colmenas con palos.
  • La captura de la reina es otra táctica que ha dado mejores resultados que la captura masiva de avispones trabajadores.
  • Finalmente, incorporarlos en la dieta es una táctica tan antigua como la humanidad. Muchas especies invasoras que ponen en peligro ecosistemas pueden ser parte de la oferta gastronómica, como el pez león recientemente en el Caribe. En algunos lugares de Japón el avispón gigante puede ser un delicioso bocado frito o un ingrediente que agrega un sabor exótico al arroz o a las bebidas alcohólicas. Prácticas similares a la de comer los chapulines en México o las hormigas en Colombia. No hay que olvidar que los insectos son una fuente importante de proteína, y muchos vaticinan que serán la proteína del futuro.

Fuentes:

Dengue aedes aegypti

Conozca a Aedes aegypti, el mosquito transmisor del Dengue

By | Plagas | No Comments

El Aedes aegypti es un verdadero dolor de cabeza para la humanidad. Pica de día y al ser antropofílico tiene una marcada preferencia por la sangre humana, aunque también puede afectar a algunos animales domésticos.

Solo necesita unos cuantos centímetros de agua para que exista un criadero, se adapta fácil y de manera sigilosa, sin que nos percatemos de ello; por lo que nuestros hogares se pueden transformar en un albergue idóneo para la masificación de sus huevecillos.

Su tamaño es pequeño, no mide más de 5 milímetros, de color oscuro con manchas blancas, en las patas tiene anillos blancos, puede volar entre 50 y 200 metros de su criadero y es activo en el día.

Después de haber picado a sus víctimas, la hembra busca donde depositar sus huevos. Un foco de agua puede llegar a tener entre 100 a 200 huevos por puesta y éstas, son capaces de poner hasta cinco veces en su vida, según las guías relativas al dengue de la Organización Mundial de la Salud. La cantidad de huevos dependerá de lo que hayan ingerido de sangre. Una característica es que los huevos pueden permanecer vivos durante un período aproximado de un año incluso si se encuentran en condiciones secas o si parecen haberse secado. De manera que los huevos son muy resistentes, se pueden adherir a las paredes de los recipientes como si tuvieran pegamento, menciona un informe técnico de la Unicef del 2016 denominado Control del vector Aedes aegypti y medidas preventivas en el contexto del Zika.

Es por ello que en la cadena epidemiológica del dengue, están el hospedero: hombre enfermo, el vector: hembra del mosquito Aedes (A. aegypti y A. Albopictus) y el huésped susceptible: hombre sano, mencionan los Doctores Gloria Catalina Bacallao Martínez y Osbel Quintana Morales del Hospital Provincial Universitario “Arnaldo Milián Castro” de Cuba.

La enfermedad del dengue tiene un período de incubación que oscila entre dos y 14 días, con un promedio entre tres y ocho días. En su periodo de transmisión es necesario que el mosquito haya picado a una persona con dengue en los primeros tres a cinco días de la enfermedad, momento en que el virus circula en la sangre, señalan los especialistas citados anteriormente.

Un dato relevante es que la hembra del mosquito Aedes aegypti se infecta de por vida, siendo transmisor a partir del séptimo al décimo día, tiempo en que el virus se desarrolla y propaga en ella. De esta forma la hembra puede ser un foco transmisor de la enfermedad por el resto de su vida, un promedio de 65 días.

Según Bacallao y Quintana, por cada persona diagnosticada con dengue existen de 15-20 personas sin diagnosticar, y ese justamente es uno de los varios problemas de esta enfermedad.

Según la Organizaicón Panamericana de Salud, OPS, existen 4 serotipos de dengues: Den1, Den2, Den3 y Den4. En países como Guatemala persisten los 4 serotipos, en cambio en el Salvador y Nicaragua es más común el Den 2, en Panamá se encuentran los tipos 1, 2 y 3; y en Costa Rica y Honduras  persisten el Den 1 y Den2.

En un artículo firmado por los doctores  Fabián M. Cortés;  Sergio Y. Gómezy Raquel E. Ocazionez aseguran que el serotipo Den2 es el que puede desencadenar casos severos de Dengue, en cambio algunas cepas del Den3 suelen ser las más virulentas, o sea propagarse a mayor número de personas. Mientras que el Den4 se considera que produce los casos menos severos. Sobre el Den1, se ha dicho que produce fiebres más leves.

De vieja data, Aedes aegypti y el Dengue en la historia

Los orígenes de la palabra dengue viene de la frase de la lengua swahili «Kadinga pepo», que describe esa enfermedad como provocada por un fantasma; según un documento citado por Arieta CA, acerca de esta enfermedad.

Datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalan que la presencia del dengue en las Américas pudo haberse manifestado, por primera vez, en 1635, en Martinica y Guadalupe. Las primeras epidemias se produjeron en Asia, África y América del Norte.

En un inicio se pensó que el origen del virus del dengue era África y que con el comercio de esclavos se había expandido por el mundo. Se cree que la trata de esclavos durante los siglos XVII, XVIII y XIX pudo ser un factor diseminador de este nefasto zancudo por el mundo.

Conozca como se controla el Aedes aegypti

Fuentes consultadas:

Dengue aedes aegypti

Dengue, otra pandemia en crecimiento

By | Plagas | No Comments

En 2019 Latinoamérica registró más de tres millones de personas infectadas y 1.538 muertes por esta enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti

Asentado entre nosotros, el mosquito transmisor del Dengue, Aedes aegypti, es un huésped indeseable. Basta una picadura, para que este mosquito sea capaz de transmitir el virus del Zika, la fiebre Chikungunya y el Dengue.

Un poco de agua almacenada, en un espacio reducido o un predio baldío, es suficiente para desatar una de las epidemias más sentidas en la región. En 2019, Latinoamérica registró 3.139.335 casos, cifra seis veces mayor a la de 2018, que fue de 561.393 casos, señala la Organización Panamericana de la Salud, (OPS).

El dengue preocupa a las autoridades sanitarias de las Américas, porque en 2019, en algunos países el número de personas infectadas se triplicó. Los  países con mayor número de fallecidos por Dengue fueron Brasil con 789, Honduras 180, Colombia 87, Guatemala con 66 y República Dominicana con 53. Uruguay fue el único país de la región que no registro infectados.

El panorama no es alentador cuando se revisan las alertas sobre el impacto del Dengue en los primeros meses de 2020; las cifras aumentan dramáticamente. En las primeras 4 semanas del 2020, Bolivia, Honduras, México y Paraguay reportaron un incremento de dos a tres veces más casos de dengue en comparación al mismo periodo del año previo. Según el último reporte del Ministerio de Salud de Argentina, en la temporada actual que va desde el 29 de julio de 2019 al 5 de abril de 2020, se notificaron 14.237 casos confirmados, esto es 7 u 8 veces más que en la misma temporada 2018-2019.

De acuerdo con especialistas y diversos estudios consultados, a este zancudo le favorece las condiciones climatológicas tropicales y en donde las temporadas lluviosas por el cambio climático pueden ser copiosas, acumulándose el agua en los recipientes viejos y abandonados del patio, lugares en donde estos insectos depositan sus larvas.

Actualmente no existe una vacuna contra el virus del Dengue, por eso el Doctor Eladio Asdrúbal Meléndez Alvarado, responsable de Epidemiología en el departamento de Granada en Nicaragua, resalta que la única manera de controlar la epidemia es eliminando el mosquito, a través de hábitos de higiene en los hogares y de las medidas de prevención comunitarias de los Ministerios de Salud en toda la región. Es decir que además de vigilar los patios y eliminar todas las fuentes de agua estancada, las personas deben utilizar mosquiteros con insecticidas, se deben aplicar repelentes en la piel y la ropa, y deben utilizar mallas en puertas y ventanas. Finalmente, las autoridades sanitarias son las encargadas de diseñar y aplicar estrategias de control de plagas de salud pública, que incluyen el control de los vectores con plaguicidas químicos y/o con el uso de métodos biológicos.

Dengue, un virus altamente letal

Una simple picadura de la hembra del Aedes aegypti en menos de 4 o 7 días puede comenzar la acción en el organismo humano infectado. La víctima primero puede sentir un simple dolor de cabeza, luego un poco de fiebre que debe ser motivo de preocupación, porque va acompañada de otros síntomas como cansancio, vómito, dolor abdominal, muscular o sarpullido.

Para el doctor Meléndez, el hecho de que una persona presente fiebre y que además exista abundancia de zancudos en la zona donde vive, es un fuerte motivo para sospechar que puede ser dengue. Por lo que acudir a los centros de salud, unidades de salud o centros de atención primaria es primordial.

Los casos de dengue más leves suelen curarse en casa y mientras la persona se mantenga hidratada y repose puede recuperarse en menos de tres días, siguiendo las indicaciones de los médicos.

En muchas ocasiones el dengue no registra síntomas por lo que se confunde fácilmente con otras enfermedades. Así lo señala Héctor Gómez-Dantés, Director de Emergencias Epidemiológicas de México, en un estudio denominado El dengue en las Américas.

Los factores alarmantes que la persona no debe pasar por alto son cuando después de dos o 3 días, pasada la fiebre o no, el dolor abdominal persiste, empieza a vomitar, se muestra inapetente, decaída y se marea al levantarse. En este momento, el paciente necesita ser hospitalizado, añade el especialista.

Lo peor que puede ocurrir es el llamado shock hipovolémico por Dengue. Es lo que popularmente conocemos como la fase hemorrágica del Dengue, un proceso bastante complejo para el cuerpo de un individuo infectado.

La sangre está compuesta por un 80 por ciento de agua y un 20 por ciento por las plaquetas, glóbulos blancos y rojos. El virus del dengue genera una presión en los vasos sanguíneos, lo que hace derramar todo ese material. Esto altera la capacidad de trasportación de oxígeno y por ende el metabolismo celular disminuye creando una insuficiencia de oxígeno en los órganos.

Según el doctor Meléndez, provocado este shock es difícil que ese líquido pérdido regrese al cuerpo y al no llegarle oxígeno a órganos vitales como riñón, corazón o cerebro, empieza a haber una cascada de gravedad hasta provocar la muerte.

Los grupos de riesgo de contraer dengue son las personas jóvenes, los menores de cinco años, los mayores de 60 años, las embarazadas, los diabéticos, los asmáticos, los hipertensos y otros.

Control y prevención del Dengue

Tener una vida saludable empieza al nivel del autocuidado. El simple hecho de bañarse, usar ropa limpias y lavarse las manos va generando en la persona un deseo de bienestar, que se vuelve completo si ese cuidado lo traslada a su hogar y a su comunidad, señala el doctor Meléndez.

Debemos adquirir el hábito de limpiar nuestros patios, sacar los artículos viejos y sentirnos incómodos con la basura, recalca Meléndez.

Porque la limpieza que empieza en el hogar puede beneficiar a toda una comunidad ya que un mosquito infectado con dengue puede viajar al menos 100 metros para infectar a una persona, la que a su vez se convierte en un vector intermedio para otro mosquito sano que pueda picarle y continuar de esta manera una pandemia sin precedentes.

En las áreas donde se detecta transmisión activa, se sugiere utilizar tratamiento adulticida (principalmente a través de fumigación), para eliminar los mosquitos adultos infectados a fin de detener y cortar la transmisión. También se sugiere elegir adecuadamente el insecticida a ser utilizado (siguiendo las recomendaciones de OPS/OMS), su formulación y tener conocimiento sobre la susceptibilidad de las poblaciones de mosquito a dicho insecticida.

Sin mosquito, no hay dengue, recalca el doctor Meléndez, de allí la importancia de un compromiso desde todos los niveles posibles para eliminar el vector.

Meléndez asegura que los paliativos impulsados por los Ministerios de Salud como la fumigación con cipermetrina son vitales para erradicar al mosquito adulto, sin embargo, se debe tomar en cuenta que estos químicos deben actualizarse debido a la resistencia que va desarrollando el mosquito en relación a estos productos.

El control biológico es una de las medidas que ha ido tomando fuerza en los últimos años y se basa en la introducción de organismos que depreden o parasiten las poblaciones de las especies que se pretenden controlar, señala la Organización Mundial de la Salud.

En el caso de los mosquitos Aedes aegypti, existen varias especies de peces larvívoros y copépodos depredadores (pequeños crustáceos de agua dulce) que han demostrado su eficacia contra los mosquitos vectores en fases larvarias inmaduras.

Los organismos de control biológico se crían y distribuyen en pozos o recipientes donde se almacene agua. Se han llevado a cabo proyectos a pequeña escala que han demostrado que el éxito del control biológico depende principalmente de la organización del proyecto, señala la OMS. Tal es el caso de:

  • La cría de peces/copépodos;
  • La movilización y la participación de la comunidad (su disposición a aceptar que se introduzcan organismos en recipientes de agua);
  • El sistema de distribución de los peces/copépodos (reabastecimiento y supervisión periódicos).

De acuerdo con un estudio denominado Control químico y biológico de larvas de Aedes aegypti en la costa norte de Jalisco, México, en el que participaron diversos especialistas, los esfuerzos de investigación científica se deben orientar hacia el establecimiento de la dosificación adecuada en el tratamiento químico y las alternativas para el control biológico de las larvas del vector.

Otros estudios que se realizan en Baja California Sur, utilizan el método denominado Wolbachia, que ayuda a reducir el riesgo por dengue y otros virus transmitidos por el Aedes aegypti. Este método introduce a la bacteria Wolbachia para imposibilitarla biológicamente al Aedes aegypti.

Fuentes consultadas:

¿Y ahora qué?… La vida después del cáncer ¿cómo nos alimentamos?

By | Plaguicidas y salud | No Comments

Para muchas personas sobrevivientes de cáncer retomar su vida habitual representa todo un desafío. Son muchos los cambios que han enfrentado y muchas las dudas que los embargan al momento de volver al ritmo habitual de sus vidas.

Quienes han superado con éxito esta enfermedad describen estos primeros meses como un proceso de transformación, lleno de muchos miedos e inquietudes sobre cómo reintegrarse al ritmo normal de sus vidas, y sobre todo, cómo implementar una alimentación que sea lo más sana y balanceada posible.

Así lo explica María Holguín, una joven maestra de secundaria, sobreviviente de cáncer de mama: “Cuando el doctor me dio de alta, no dejaba de preguntarme, ¿Qué debo hacer ahora? ¿Cómo hago para llevar un estilo de vida saludable? ¿Qué alimentos y productos debo o no consumir?

Al igual que ella, muchas personas en su misma situación tienen las mismas interrogantes y dedican mucho tiempo a investigar sobre los hábitos de vida que deben llevar y qué productos y alimentos consumir.  Éstos usualmente se dejan llevar por el consejo de familiares y amigos, recopilan información que no siempre es correcta de páginas web, libros y revistas, o peor aún, suelen eliminar de su dieta una serie de alimentos importantes que vienen del campo, o incluyen otros insumos, hierbas y complementos que sí pueden ser dañinos.

Así lo confirma la Dra. Annette Goldberg, una dietista oncológica para pacientes ambulatorios en Boston Medical Center Cancer Care Center, en el portal www.cáncer.net Existen innumerables mitos sobre lo que una persona debe comer o no después de un diagnóstico de cáncer. La información engañosa e incorrecta puede dejar a las personas confusas y asustadas.”

Una de las creencias más populares es que los alimentos convencionales pueden contener residuos de plaguicidas, fertilizantes, antibióticos o químicos en general y éstos a su vez, pueden ser los causantes de algún tipo de cáncer.

La clave es conocer la toxicidad

Yohanan Núñez, biólogo y científico dominicano asegura que “todo lo que existe tiene “químicos”: nuestro cuerpo, los productos de limpieza, la comida que consumimos, las medicinas, los productos de cuidado personal”. Las personas tienden a confundir lo “Químico por lo Tóxico”, para saber si un alimento nos hace daño o no, se determina su TOXICIDAD, no si tiene químicos, asegura Nuñez.

La toxicidad de un producto es determinada por la cantidad en que se utilice. Ya lo decía el médico y astrólogo suizo Paracelso: “Todas las sustancias son venenos, no existe ninguna que no lo sea. La dosis diferencia un veneno de un remedio”.

Este principio se basa en la conclusión de que todos los productos químicos -incluso el agua y el oxígeno- pueden ser tóxicos si se ingiere demasiado o se absorbe en el cuerpo. Por el contrario, si la dosis o el nivel de exposición es suficientemente bajo, incluso una sustancia tóxica dejará de causar un efecto perjudicial. Por lo tanto, la potencia de un producto químico es finalmente definida por la dosis, explica el portal, Chemical safety facts.org.

¿Qué pasa con los químicos utilizados en la agricultura?

Para el caso de los plaguicidas utilizados en el control de plagas, malezas y enfermedades que afectan los cultivos, existen directrices globales y locales que tienen como objetivo el uso y manejo  responsable de estas sustancias. Su aplicación en la agricultura está controlada y regulada por organizaciones internacionales como la Comisión del Codex Alimentarius, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y la Organización Mundial de la Salud (OMS), y por organizaciones nacionales como la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) en México, para citar algunos ejemplos.

Existen recomendaciones sobre el nivel de residuos de plaguicidas que pueden estar presentes en los alimentos. Se trata de estándares establecidos con suficiente seguridad para la salud humana. Los residuos de plaguicidas en los alimentos son muy bajos y no están asociados con elevar el riesgo de cáncer.

¿Cuál debe ser mi plan de nutrición?

Llevar una dieta rica en frutas y vegetales es fundamental, le permitirá al paciente recuperar fuerzas, reconstruir el tejido afectado y reducir el riesgo de desarrollar otras enfermedades. no dude en preguntar a sus médicos sobre los alimentos que debe incluir en su dieta y recuerde que seguir las normas de higiene en la cocina es fundamental. Les compartimos aquí un video de la nutricionista y catedrática española Montaña Cámara Hurtado.

Alimentos seguros en casa

Las personas que reciben un tratamiento contra el cáncer deben prestar atención a la seguridad de los alimentos. Algunos tratamientos pueden debilitar el sistema inmune, lo que aumenta el riesgo de una infección. Las infecciones alimentarias se producen cuando bacterias, virus u hongos perjudiciales contaminan los alimentos y lo enferman.  Recuerde que, aunque los alimentos se vean bien, pueden contener patógenos (bacterias, virus o parásitos) imperceptibles a la vista y que pueden causar enfermedades.

La FDA, agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos, en su guía de Inocuidad Alimentaria para personas con cáncer, recomienda lo siguiente:

infografia pasos basico para la inocuidad alimentaria

Fuentes:

Chemicalsafetyfacts
NPIC
FDA
Cancer.net
Casafe
Newscience
FAO

Publicaciones: Ramón Guiart – Residuos de plaguicidas en los alimentos. Adiveter

Sin miedos en la mesa

By | Plaguicidas y salud | No Comments

Antes de llegar a nuestras mesas los alimentos son sometidos a múltiples controles para garantizar que son seguros. Estamos en una época en la que evaluamos y analizamos los alimentos como no lo habíamos hecho antes, asegura la catedrática de Nutrición y Ciencia de los Alimentos en la Universidad Complutense de Madrid (España), Montaña Cámara Hurtado.

Sin embargo, los miedos  también abundan en esta época digital y de información instantánea y han generado una percepción negativa hacia los alimentos. “Que hacen daño, que causan cáncer, que producen alergias” son contenidos recurrentes en las redes sociales que en su mayoría carecen de referencias bibliográficas o de voces de la academia.

Por eso hoy les presentamos una entrevista con la profesora Cámara Hurtado, quien habla de los protocolos de evaluación de riesgos de los alimentos, hace un recordatorio de las normas de higiene a la hora de manipular los alimentos y nos insiste en la importancia de alimentarnos de manera balanceada reconociendo las particularidades del cuerpo de cada individuo.

Fuentes consultadas

La verdad detrás de los titulares
Ante el miedo, evidencia científica
Aecosan
EFSA
ElPais
IARC
Mapa Gob
Redalyc
Ciatej
Biblio3
Condustrial
Cial
Implicaciones Sanitarias
Agronegocios
BookFinder

plantas caseras

Sanidad Vegetal en tu hogar

By | Beneficios | No Comments

La ONU ha declarado el 2020 como el año internacional de la Sanidad Vegetal, esta celebración resalta la salud de las plantas como una respuesta sostenible al futuro de la alimentación y la nutrición, además del desarrollo económico y el cuidado del medio ambiente.

Para alcanzar estos objetivos, es necesario tomar medidas de control y prevención de plagas y enfermedades de las plantas, que han aumentado como consecuencia del cambio climático y el intercambio de material vegetal a través de las exportaciones o los viajes internacionales.

Este fenómeno ocasiona que entre el 30 y 40% de los cultivos alimenticios en el mundo se pierdan y con ello disminuya la oferta de alimentos para la población mundial. Sin embargo, existen estrategias que mitigan el impacto de las plagas en la salud de las plantas agrícolas.

La más frecuente y quizás una de las más importantes para el control de plagas, es el uso correcto de los productos fitosanitarios que son alternados con métodos de control biológico y nuevas tecnologías de agricultura digital.

Estos productos que son investigados y diseñados en distintas áreas de la ciencia, terminan siendo el mejor aliado de la sanidad vegetal en la lucha contra las plagas, sin poner en riesgo la salud de la planta, del ser humano y el medio ambiente.

Además del uso agrícola, existen plaguicidas de uso ornamental, son los que se utilizan en los viveros, en jardines extensos ubicados en áreas rurales.

Las plantas que tenemos en nuestro hogar son de uso ornamental y éstas también pueden ser afectadas por insectos plagas y hongos. Para evitar que las plagas hagan daño a tus plantas, lo más importante es mantener las plantas bien abonadas, es decir, con un sustrato que le provea nutrientes suficientes, de esa manera la planta tendrá sus mecanismos de defensa activos y podrá defenderse de las plagas.

Las plagas más comunes en las plantas ornamentales son polillas, insectos, pulgones, hormigas, babosas, hongos y más. Aunque todas son distintas, las une una misma razón; representan un dolor de cabeza para las plantas y para quienes gustan de las plantas.

Sanidad vegetal en plantas caseras

Plagas más populares en plantas caseras

A estas plagas, está bien en tratarlas con algunos métodos caseros como: la canela que puede utilizarse como fungicida natural; el ajo que funciona como insecticida; lavarlas con jabón, etc. Sin embargo, estas soluciones pueden ser temporales o ineficaces.

Lo recomendable, es llevar tu planta a un vivero para que allí de la mano de los expertos puedan iniciar un tratamiento adecuado.

También podrás fortalecer tus conocimientos en sanidad vegetal para tus plantas o huertos caseros con algunas aplicaciones móviles que te asistirán en temas de riego, fertilización, pulverización y control de plagas y enfermedades a través diferentes métodos.

Solo basta con tomar una foto a la planta o cultivo que necesitas atender y al instante contarás con la atención de una red especialistas digitales en jardinería y horticultura. Las recomendadas son:

  1. Plant Care Reminder
  2. Picture this identificar Planta
  3. PlantEN (plantas y enemigos)
  4. Plantix
  5. Huerto Jardin Yum
  6. Info Jardín.
  7. Google Lens